“LA FRANJA y LA RUTA” Y EL PERU

“LA FRANJA y LA RUTA” Y EL PERU

Sudamérica es, por las proyecciones del megaproyecto “La Franja, La Ruta” (La Nueva Ruta de la Seda), territorio incluido como parte del escenario de la geopolítica mundial planteada por China con apoyo, cada vez más evidente, de Rusia y aliados estratégicos en Asia y Sudamérica. Esto no es novedad, pues su maduración con hechos concretos comienza el 19 de mayo de 2015 cuando el Gobierno Dilma Rousseff decide dar el primer paso formal[1] hacia la construcción de la Ferrovía Transoceánica que uniría la costa brasilera con la peruana.

FERROVIA TRANSOCEÀNICA

Esa conexión ferroviaria, con más de 5 mil km de longitud, está pensada y promovida por China como parte del corredor mundial denominado “La Franja y La Ruta”, involucrando a más de 100 países de todo el planeta.  Este proyecto, según subrayan los especialistas, es 11 veces más grande que el Plan Marshall[2] de EEUU destinado a reconstruir Europa luego de la segunda guerra mundial.

Según estimaciones recientes, la conexión ferroviaria que muestra el Gráfico-1, demandaría una inversión de 10 mil millones de dólares, los mismos que serían financiados por China en el marco del financiamiento contemplado para “La Franja y La Ruta”, cuya astronómica cifra bordea los 1.2 billones de dólares.

La ecuación de intereses es sencilla: China tendría mayores facilidades para importar productos brasileros (granos, hierro y carnes) y peruanos (minerales, básicamente), mientras que éstos podrían importar productos chinos sin necesidad de pasar por el canal de Panamá.

Es decir, la competitividad global estaría instalándose en Sudamérica con el esplendor que ya quisiera EEUU.

Según estimaciones recientes, la conexión ferroviaria que muestra el Gráfico-1, demandaría una inversión de 10 mil millones de dólares, los mismos que serían financiados por China en el marco del financiamiento contemplado para “La Franja y La Ruta”, cuya astronómica cifra bordea los 1.2 billones de dólares. La ecuación de intereses es sencilla: China tendría mayores facilidades para importar productos brasileros (granos, hierro y carnes) y peruanos (minerales, básicamente), mientras que éstos podrían importar productos chinos sin necesidad de pasar por el canal de Panamá.  Es decir, la competitividad global estaría instalándose en Sudamérica con el esplendor que ya quisiera EEUU.

Brasil, obviamente, tiene particular interés en este proyecto, pues beneficiaría directamente a tres Estados (Acre, Rondonia y Mato Grosso) e indirectamente a otros tres (Amazonas, Mina Gerai y Río de Janeiro).  Con la activa iniciativa de los tres primeros estados, se lograron estudios que dieron lugar a un Memorándum de Entendimiento entre China, Brasil y Perú en 2016.  Dichos estudios mostraron claramente el peso específico de Mato Grosso en las importaciones chinas, pues de los 4.9 mil millones de dólares que representó las ventas a China, 4.6 mil millones correspondían a la Soya, en 2018.

Grafico-1

Ferrovía Transoceánica

LA FRANJA, LA RUTA

¿Qué debemos entender por “La Franja y La Ruta”? En primer lugar, la debemos entender como la recreación de la vieja Ruta de la Seda amplificada a nivel planetario. En segundo lugar, debemos ver en ella gigantescos corredores económicos, en construcción o en proceso de consolidación, articulados por un sistema de infraestructura de transportes que atraviesas territorios de Europa, Asia, África y Oceanía, y ahora territorios de Sudamérica con la ferrovía transoceánica. Dicho sistema incluye ferrocarriles, oleoductos, carreteras, líneas de trasmisión eléctrica, conducción de agua, centrales de generación eléctrica, etc., en 100 países, entre ricos y pobres, incluidos en forma directa.

¿Y el financiamiento para esas obras faraónicas?  China, según sus voceros, lo tiene arreglado.   Su esquema de financiamiento supera las capacidades de las entidades multilaterales de financiamiento como el BID, el BM, bajo control de EEUU y sus aliados europeos. En el esquema chino, participan:

  • El Banco Asiático de Inversión e Infraestructura (AIIB)
  • El Fondo de la Ruta de la Seda
  • China Development Bank (CDB) y Export-Import Bank of China (Exim Bank)
  • El Banco de los BRICS.
  • La Corporación China de Inversiones.

En ese esquema, solo el Banco de Desarrollo de China (CDB, siglas en inglés) tendría dispuesto US$ 890.000 millones de sus fondos para inversiones en los proyectos relacionados con la nueva Ruta de la Seda.

Sin duda, la iniciativa que también se le conoce como La Nueva Ruta de la Seda, tiene una perspectiva mundial, trascendiendo largamente lo regional.

Es una apuesta que desafía no solo el orden establecido en los circuitos del poder económico, financiero y comercial, sino en el tablero geopolítico mundial.

De allí que, en Sudamérica, los Estados involucrados e interesados, académicos e investigadores, políticos y líderes sociales, han reaccionado positivamente frente a este proyecto, sin que falten críticos sobre todo desde el ángulo de la geopolítica.  Su posicionamiento en Europa, Asia, Oceanía y África ya es un hecho, mientras que en Sudamérica está en curso.

¿Cómo se integra América Latina al proyecto “La Franja, La Ruta? Primeramente, a través de la ruta marítima (Gráfico-2) que contempla diferentes puertos, o de manera mucho más específica como lo muestra el proyecto Ferrovía Transoceánica descrito más adelante.

Grafico-2

Una alternativa de “La Franja, La Ruta”

EL PERU Y SU ROL EN “LA FRANJA, LA RUTA”

“La Franja, La Ruta” fue anunciada por la delegación china en la Cumbre Ministerial del Foro China CELAC (febrero 2018)[3] donde estuvo presente Cayetana Aljovín como Ministra de Relaciones Exteriores del Perú. Este anuncio, por razones atribuibles a la geopolítica de entonces, no tuvo eco en el Perú.  Aljovín, por encargo de su gobierno, estaba más interesada en ser parte de la estrategia de Trump que no veía con buenos ojos la presencia creciente de China en LA.

Sin duda, la extensión de la nueva ruta de la seda en LA es de la mayor importancia para el Perú, pues:

  • La demanda china por los productos peruanos crecerá y se convertirá en una locomotora de su crecimiento.
  • De allí que el comercio bilateral ha superado los 20 mil millones de dólares, cuando hace 7 años solo bordeaba los 10 mil millones.
  • Hacia 2018, la inversión china alcanzaba una cifra mayor a 18 mil millones de dólares.

De allí que los alcances y dimensiones de “La Franja, La Ruta” aparecen como un contexto positivo a los objetivos estratégicos del Perú, pues facilitará una formidable articulación de procesos de desarrollo y crecimiento al interior de este país, especialmente de un comercio bilateral que trascienda el mero negocio de las materias primas. 

El Perú, por ahora, tiene un gobierno que prefiere mirar con cierta discreción el desarrollo del proyecto, no por una decisión propia, sino fundamentalmente por un expreso alineamiento de su política exterior a los requerimientos del Departamento de Estado de EEUU, pese a que las conveniencias económicas de un relacionamiento más firme con China son evidentes, las mismas que incluirían la seguridad de actuar bajo mecanismos que respeten plenamente su soberanía en el campo de la geopolítica regional.

Lima, 29 de junio de 2019

REFERENCIAS:

https://www.navisconsultores.com/iniciativa-del-cinturon-ruta-la-seda/

Khanna, Parag. El Segundo Mundo.  Imperios e influencia en el nuevo orden mundial. Paidos, 2009.

https://sv.transdoc.com/articulos/Opinin/La-Ferrova-Transocenica-ante-obstculos-ambientales/40793

https://financiardesarrollo.blogspot.com/2017/12/una-franja-y-una-ruta-la-perspectiva.html https://financiardesarrollo.blogspot.com/2018/02/embajador-chino-peru-es-indispensable.html

https://financiardesarrollo.blogspot.com/2017/05/una-franja-una-ruta-11-veces-mayor-que.html

La Franja y La Ruta, Iniciativa china de cooperación con América Latina y Caribe. Jiang Shixue y Fortunato mallimaci  (compiladores). Universidad Nacional de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, 2018


[1] http://semanaeconomica.com/article/sectores-y-empresas/conectividad/160755-dilma-rousseff-y-li-keqiang-anuncian-estudios-para-tren-bioceanico-peru-brasil/

[2] https://www.historiacultural.com/2010/09/plan-marshall.html

[3] https://www.nodal.am/2018/01/foro-ministerial-china-celac-acuerdan-estimular-la-cooperacion-comercial-america-latina-asia/

Compartir:

Doctor en Ciencia Política y Relaciones Internacionales, Magíster en Planificación del Desarrollo Nacional y Regional, Economista de profesión. Consultor internacional. Experto en procesos de negociación de acuerdos de política bilateral y multilateral para el desarrollo e integración, sistematizados en cuatro libros de su autoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *